GTA Europa

Blog

Noticias y actualidad

Rehabilitando un edificio del enemigo del Modernismo

By / GTA Europa / Comentarios desactivados en Rehabilitando un edificio del enemigo del Modernismo

Compartimos contigo curiosidades y detalles la rehabilitación de este edificio ubicado en el corazón de Barcelona. 

Hoy seguimos hablando del edificio que estamos rehabilitando en Passeig de Gracia, 3 de Barcelona. Te traemos algunas curiosidades de su arquitecto J. Domènech i Estapà (1858-1917) y de los detalles de la rehabilitación. 

Su arquitecto J. Domènech i Estapá, “el otro Domènech” cómo le llamaban, era enemigo acérrimo del modernismo y de sus autores. Arquitecto, catedrático de Geodesia (1888) y de Geometría Descriptiva (1895) en la Universidad de Barcelona y llegó a ser presidente de la Real Academia de las Artes y las Ciencias. Controvertido por sus creencias y afiliación política, actualmente podemos encontrar su perfil en Facebook. Sin saberlo hemos estado en edificios diseñados por él, autor de obras como la antigua cárcel Modelo, el Palau de Justícia, el Hospital Clínic, la Reial Acadèmia de Ciències i Arts o el Observatori Fabra, para citar algunas.

El edificio que estamos rehabilitando, data de 1915, época en la que Passeig de Gracia ya se había convertido en zona residencial de la burguesía catalana. Como varios de los edificios de Passeig de Gracia este edificio fue un banco, sede del Banco Central hasta 1999, año en que finalizó la adecuación para reconvertirlo en viviendas. Su fachada histórica está rematada en piedra natural, gres de Montjuïc, la piedra más utilizada hasta el siglo XX en la construcción en Barcelona.
Queremos remarcar algunos detalles de valor arquitectónico como: las losas del balcón, las ménsulas y los enmarcamientos

Actualmente estamos procediendo a la limpieza de la fachada con agua a presión, para eliminar la polución y suciedad acumulada.  Y procediendo al rejuntado manual de todas las piezas de piedra que forman la fachada para garantizar su estanqueidad mediante la aplicación de cal hidráulica natural, un proceso muy lento y laborioso, puesto que implica el encintado de cada junta para evitar que la piedra se manche. La junta se colmata con la cal mediante una espátula y posteriormente se retira el sobrante con una esponja húmeda, para que sólo  penetre a las juntas existentes y la piedra recupere su aspecto original.

Aquí te mostramos algunas imágenes: